• Zona de promedios muy caliente

    Lunes 22 de mayo de 2017 - 09:50

    Una nueva derrota, consecuencia de inmadurez futbolistica.

    Notable CAACUPE FBC.

    En un zigzag, en un parpadeo, en un guiño, en 30 segundos del partido le hacen un gol.

    Y como siempre se sufre, para superar los errores, las desconcentraciones.

    Asi nos va, y después ya se presenta muy dificil remontar los resultados, aunque se intenta con todo, hasta se logra por momentos, porque despúes el equipo peca nuevamente, coincidentemente en los mismos errores, gol contrario y derrota que duele, que lastima, pero ojo, no es cuestión de suerte o mala suerte. 

    Todo pasa por la preparación del equipo, las consecuencias de su trabajo.

    En 30 segundos del partido, el cuadro rival de turno Fernando de la Mora ya le marca a Caacupé. Increible, ni siquiera los fernandinos habrán esperado tanta gentileza del equipo caacupeño.

    Y le ganó un equipo que no demostró tantas cosas importantes, con altibajos también, pero sobre todas las cosas, cometió menos errores y fue mas efectivo a la hora de atacar y marcar.

    Y antes de que la gente se pusiera comodo, tanto en la cancha como en los hogares, ya se producía el primer gol de Fernando de la Mora.

    Y con el 0 - 1 en el marcador, Caacupé tuvo sus oportunidades, pero los goles se hacen no se merecen, y una vez mas se notó la falta de definición del equipo, pero más llamativo la falta de "calidad" de sus jugadores para definir. Consecuencia negativa que repercute en el equipo y en el recuento final, duele, molesta.

    Caacupe tuvo la ocasion de empatar ya en el segundo tiempo con ese golazo de Walter Fariña, que viene constituyendose en la mejor figura que tiene el equipo.

    Un zurdazo impecable, despues de recibir el balón de un rebote, sacó el disparo que se metio adentro del arco local

    Fue una alegría momentanea, festejado con todo,pero una vez más la defensa dormida, esperando el desenlace de la jugada preparada por el rival, las piernas que no responden para sofocar el ataque rival, un jugador que baja limpiamente la pelota, sin marca alguna, para el compañero que venía acompañando la jugada, el arquero que queda corto y Quintana con el arco desguarnecido envia el balón al fondo del arco caacupeño.

    Un descuido, una derrota, pérdida de tres puntos e ingreso a la zona roja del descenso, aunque faltan todavia muchos partidos.

    Y el cuerpo técnico tiene que trabajar sobre estos aspectos, cuesta creer que un equipo te marque un gol a los 30 segundos, pero sucede y ocurrió en dos partidos nefastos para Caacupé. 

    No hay excusas, el equipo queda rezagado en la tabla, está en la zona roja, la calculadora ya comenzó su trabajo, se calienta el clima, la pelea entre los que no quieren descender va a estar durisima.

    Caacupé tiene que ganar y entrar en confianza por la permanencia, objetivo primordial ahora. Su situación en la tabla está complicada.

    El Fútbol es presente, hoy Caacupé no responde a las exigencias, por mas que se ponga todo en pos de mejores resultados

    La tendencia de perder está mas acentuada que la de ganar. 

    El hecho de jugar bien no se justifica con las derrotas, Mejor es jugar mal y ganar

    Otro hecho destacable, le cuesta a los técnicos - por el actual y por los otros que pasaron - encontrar el equipo ideal para cada partido

    Cada fecha se cambia de jugadores, no hay un equipo estable, claro, cuando se pierde se busca excusas y recaen en los jugadores, es cierto equipo que gana no cambia, pero se cambia porque se está perdiendo.

    Perdió Caacupé ante Fernando de la Mora por 2 goles a 1

    Se viene 3 de Febrero, Caacupé jugando de local, se jugará con el actual puntero de la Intermedia

    Es hora de revertir todo. Ahora o nunca

    El descenso o la permanencia cada vez más está a la vuelta de la esquina.

    A partir de ahora utilizar la inteligencia. Las personas inteligentes tienen la capacidad de coordinar los trabajos en general 

    La clave está en mantener una actitud positiva, incluso cuando las consecuencias no sean las ideales. Para los inteligentes, las situaciones negativas parecen ser simples problemas que demandan una solución.

    Un sueño, un ideal, se va disluyendo.

    Pero dejamos para lo ultimo, lo que veniamos justificando desde un tiempo. Que los resultados negativos no se deben a la mala suerte.

    El fanatico caacupeño, que estuvo en la cancha con más razón, o los que vieron por TV, recordarán la jugada opción de gol que tuvo el gallo cordillerano, que pudo significar el empate.

    Diego Chino Martinez que recibe el balón, domina, se acomoda, busca su perfil, en la cabecera del area chica, tenía el gol a su disposición, tenia la alegria de todo un pueblo, tal vez premio al mismo jugador que venia jugando bien, saca el remate, el balón se va las nubes, exagerando un poco, era cuestión de colocar la pelota, de darle un golpe suave para definir, pero Chino hizo lo imposible, era más fácil marcar que errar.

    Y no se debe a la mala suerte, se debe a la "calidad" del jugador. El Fútbol y toda disciplina deportiva se juega con la "cabeza", con la inteligencia

    Diego desperdició y seguro no habrá podido dormir esa noche.

    Hasta se le escuchó al gordo fanatico decir "si era yo la metia adentro"

    Increible, si señor, increíble lo que erró el Chino. 

    Pero el fútbol es así, no se gana por merecimientos, se gana por saber aprovechar las oportunidades.

    ¡Vamos Caacupé todavía!!!