• Empate con sabor a derrota

    Lunes 26 de junio de 2017 - 11:21

    Mucha ansiedad, poco fútbol y el empate que no permite despegar.

    Lo que ha hecho futbolísticamente no merece mucho comentario.

    El rendimiento de Caacupé FBC en su partido ante el Fulgencio Yegros, es lo mismo de partidos anteriores, sin convencer, sin demostrar mejorías en su nivel futbolístico individual y colectivo.

    El rendimiento no da para hacer una crítica demasiado alabanciosa, claro, tampoco permite ser muy lapidario, porque se puso mucho corazón para empatar el partido, tras las dos adversidades durante el compromiso.

    Lo cierto es que no se le pudo ganar al Fulgencio Yegros jugando de local, desaprovechando la oportunidad de sumar puntos y mejorar en la tabla de promedios

    Las cosas siguen complicadas, hay equipos como el Olimpia de Itá y Gral Caballero que juegan a favor de Caacupé

    El arranque de la segunda rueda se encaró con los nuevos refuerzos, pero los que tuvieron la ocasión de jugar no ameritan elogios, porque demostraron muy poco dentro del terreno de juego, salvo Larrea que jugó todo el partido, no desentonó, en líneas generales hizo un buen partido, pero uno siempre espera mucho más por tratarse justamente de refuerzo.

    El primero en golpear fue el cuadro visitante en la primera etapa, haciendo mucho mejor las cosas. 

    A Caacupé le cuesta agruparse, juntarse, para crear las jugadas, muy lejos juegan unos de otros, entonces facilita el trabajo de marcación del rival.

    Los medio campistas no alimentan a los delanteros, los laterales no se proyectan en forma constante, además los extremos que tendrían que llegar acompañando a los delanteros no lo hacen. En el partido de ayer, como ejemplo, el numero 10 Santacruz en dos oportunidades retrocedió el balón, desde la media cancha a su arquero Valenzuela, en señal de que el jugador no tenía con quien tocar, de hacer el pase, de combinar, etc, recibiendo el silbido de los fanáticos de Caacupé.

    El DT de Caacupé tiene que juntar a su medio campo, Torresi lo sabe muy bien. Hasta ahora Caacupé no ha encontrado el equipo ideal, se sigue "probando" jugadores.

    Por ejemplo, Fernando Rodríguez tiene mucho amor a la camiseta, pero no es volante de marca, se le puede utilizar como extremo por la izquierda o como carrilero, porque tiene buena pegada también, es habilidoso y tiene buenos pases, pero para la marca no llega.

    En el segundo tiempo llegó el empate, un hermoso gol de Luis Espinola el cruce desde la izquierda, defensa que rechaza, balón que se le queda a Luis, se acomoda y saca el potente remate de derecha, abajo, esquinado, imposible para el arquero de F. Yegros.

    Parecía el despertar del equipo, se atacaba queriendo hacer daño, queriendo ganar, pero se olvidó de saber defender, de cuidar los rebotes y la marca en el medio, ínterin que aprovecha el visitante para marcar el segundo gol.

    En el segundo tiempo, Fulgencio Yegros encaró con un hombre menos, por la expulsión por agresión de su número diez contra Rubén Pizzurno, ocurrido a los 47 minutos del primer tiempo.

    Y con diez hombres volvió a marcar el segundo, un hermoso tanto también, que dejó sombrado a todos, Caacupé sin poder jugar bien.

    Es más, en el ST el técnico caacupeño apeló a dos variantes de entrada, Guerrero y Almada, pero lo mismo que los reemplazados, casi nada, salvo de justificar el debut.

    Pero a falta de virtudes futbolísticas, apareció el factor "actitud" que le dio a Caacupé la posibilidad de igualar el compromiso.

    El autor fue Diego Chino Martínez, que coloca muy bien el balón hacia el palo derecho del arquero, fue un remate inteligente para el 2 a 2 que al final fue definitivo

    En pocas palabras, se pudo haber perdido, no había vientos favorables de una posible victoria.

    Los refuerzos deben justificar sus incorporaciones.

    Pero hay mucha voluntad. El empate fue muy amargo, se esperaba un triunfo y ahora se espera que las cosas mejores

    Gente entrevistada por Acontecer Deportivo dijeron que no se vio calidad en los refuerzos, unos más del montón.

    El viernes 30 de junio se cierra el libro de pases.

    Hay que ver cómo está económicamente CAACUPE FBC, para pensar en grandes cosas

    La sombra del descenso, como siempre, está a la vuelta de la esquina, ojala el equipo pueda despegar, al menos cuando se juega de local hay que ganar

    Caacupé FBC se puede salvar, pero tienen que llegar las victorias

    En un partido más, un nuevo expulsado: SERGIO BRITEZ, en el segundo tiempo

    Vamos señores jugadores, a poner más huevos y ganar los partidos

    En reserva ganó el visitante por 4 a 1