• Se enojó José Guido Martínez

    Martes 5 de diciembre - 12:20

    El tesorero de la Liga Caacupeña de Fútbol no fue reconocido como tal, le ignoraron

    Una de las funciones sociales del periodismo deportivo es la de promocionar la actividad deportiva entre los ciudadanos en sus más diversas manifestaciones.

    Los medios de comunicación desempeñan un compromiso especial al coadyuvar a la integración social de las personas.

    Un hecho hasta insólito ocurrió el domingo pasado en cancha del club Tte. Fariña, no en el ámbito futbolístico, sino con las personas responsables de controlar y fiscalizar el acceso de los aficionados al mencionado estadio.

    En conversación con Acontecer Deportivo, el señor José Guido Martínez, Tesorero de la Liga Caacupeña de Fútbol, por pedido de nuestra organización deportiva, donó 10 entradas para regalar a nuestra audiencia, con el objetivo de estimular a la gente para que asistan al primer partido final y se tenga buena recaudación, con beneficios para la Liga Caacupeña (se lleva el 20% del total de la recaudación) y para los clubes 8 de Diciembre y 13 Tuyutí.

    Como organización responsable, hemos presentado en el acceso la lista de las personas ganadoras de las entradas, nombre y apellido, número de cédula de identidad, con la firma del director, con membrete de la radio y de Acontecer Deportivo.

    En el documento estaba explicado de quien provenía la donación de las 10 entradas, haciéndose responsable en su oportunidad el señor Martínez de pagar por esas boletas, cumpliendo a cabalidad en el momento de pisar la cancha del poderoso.

    En Acontecer Deportivo siempre hemos buscado la forma de brindar acceso y facilidades a los aficionados del fútbol, porque entendemos que hay mucha gente sin condiciones de pagar sus entradas (Gs. 20.000) y entonces recurren a la gentileza del programa, que solo actúa de intermediario) porque en verdad son los clubes y los dirigentes los que donan las entradas.

    Sobre este punto, la Liga Caacupeña de Fútbol, jamás ha regalado ni media entrada para la afición deportiva, que sustenta los gastos de la misma – sueldos – luz – agua – teléfono – internet, etc., yendo a las canchas y abonando sus entradas.

    Cuán grande fue nuestra sorpresa cuando uno de los ganadores nos envía un audio manifestando su malestar por el hecho de no haber sido reconocido como ganador de una de las entradas. Y tuvo que pagar su entrada.

    Es más, la persona que se ganó el boleto de ingreso gratuito, estuvo acompañado por la esposa y por las hijas, por quienes tuvo que pagar las entradas porque correspondía.

    Es decir una persona, llevó a otras, haciendo números para una mayor concurrencia y para una mayor recaudación.

    La acción de las personas que estaban controlando y fiscalizando el acceso de las personas deja mucho que desear. Con esto la LCF ha demostrado una vez que en cuanto a la organización de un espectáculo deportivo no están preparados y ponen a gente no aptos para la función a desempeñar.

    Con esto también se ha demostrado que entre la dirigencia deportiva de la Liga Caacupeña de Fútbol no comulgan un mismo pensamiento, pues trataron, y lo consiguieron en ese momento, de poner mal al propio Tesorero de la Liga, que de su propio dinero – y no de la LCF -  donó las entradas a Acontecer Deportivo.

    Lo lógico, para no pasar papelones – y con gente entendida – era preguntar, consultar al propio José Guido Martínez o con el Director de Acontecer Deportivo sobre el alcance de las entradas.

    Lo cierto y lo concreto, que el aficionado ganador de una de las entradas, tuvo que pagar al final para ingresar a ver el partido.

    Por suerte, el aficionado se manifestó y el señor Martínez rápidamente, con una velocidad impresionante, pudo zanjar la situación, devolviéndose los Gs. 20.000 al hincha ganador.

    El señor José Guido Martínez explotó, se enojó y sus palabras fueron elocuentes.

    Escuchar el audio.