• Se fue, volvió y quiere quedarse

    Lunes 23 de julio - 14:02

    El Sportivo consiguió el vice campeonato de ascenso y misión cumplida

    Sorprendente Caacupemi. El Sportivo también hizo méritos deportivos para llegar al objetivo.

    Se consagró vice campeón del torneo de ascenso caacupeño 2018,  pero logrando rápidamente el sueño de volver a primera.

    Y sin vueltas de página lo consiguió en base a un buen trabajo futbolístico, que al final de cada jornada dio sus frutos.

    Extremó recursos para conformar un respetable plantel, con varios refuerzos, que brillaron y dieron de todo en pos de la casaca.

    En instancia decisiva sumó puntos que le valió para colocarse en la tabla de posiciones detrás de Sol de Mayo.

    La ubicación jamás importó, ser primero o segundo era lo mismo, había un solo objetivo, la de ascender de categoría y el Sportivo lo consiguió con creces.

    Supo conformar un equipo con jugadores experimentados, de larga trayectoria, mucho de ellos de la casa, que en cada encuentro se esmeraron para no quedar rezagado.

    Le costó pero llegó. Al menos tuvo supremacía de fútbol en el decisivo y crucial encuentro contra el Juventud Cordillerana de Costa Pucú, un rival de fuste, pero que sucumbió ante la grandeza del Sportivo, que selló el vice campeonato con el gol de Julio Mendieta a los 6 minutos del primer tiempo, y que en los restantes minutos supo aguantar y contrarrestar al rival de turno, quedándose con el triunfo y con el segundo lugar, ante la alegría de toda su gente, que en gran masa asistió al campo deportivo del club 8 de Diciembre para apoyar y alentar al equipo.

    La batucada tuvo su protagonismo, fue el jugador número 12 para marcar la diferencia. No escatimó esfuerzos y aún en la adversidad siempre estuvo presente.

    De hecho sus dirigentes se esmeraron mucho también para aportar lo suyo, para que los jugadores se sintieran conformes en el cotidiano trabajo del plantel, confiados en el respaldo dirigencial para llegar al lugar privilegiado.

    Fue un año 2018 exitoso. Desde lo más alto a la llanura, un gran tropezón que tuvo en 2017 perdiendo la categoría, pero les sirvió para arrancar con todo en el año actual,  y en base a muchos factores positivos recuperó la categoría de honor.

    De ninguna manera en el año 2019 tiene que ser uno más del grupo de 20 equipos de la división de honor. A prepararse, a pelear con todos, el objetivo no tiene que ser la permanencia, tiene que ser el primer lugar, el título de campeón.

    Muchas Felicidades a la masa societaria del Club Sportivo Caacupemi. Valió el esfuerzo y con un Director Técnico de la casa, de la familia como Anuncio Tito Guillén logró despegarse y anotarse para el próximo año en la División de Honor de la Liga Caacupeña de Fútbol.

    Enhorabuena. A disfrutar un tiempo y luego comenzar a trabajar con anticipación. Hay mucho que hacer, primero olvidar las cosas negativas de su gente, pensar en lo positivo, en grande, solo así se consiguen sueños de grandeza.

    Exitos.

    Foto: Gentileza